Compartir en redes sociales: Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Los futuros universitarios se encuentran en la actualidad con la difícil tarea de escoger una carrera, para ello, hay que tener en cuenta, la vocación, motivaciones e intereses, “hobbies” y competencias personales, pero también hay que ser práctico y analizar las tendencias del mercado laboral (hacia dónde va el mercado, sectores competitivos, aparición de nuevos puestos…).

Hay carreras carreras y dobles grados “comodín” que permiten adaptarse a una numerosa cantidad de puestos y de organizaciones como pueden ser ADE, Derecho, Psicología.., pero las carreras con mejores salidas profesionales son las llamadas STEM (Science-Technology-Engineering-Math): Informática, Ingeniería Electrónica, Aeronáutica, Telecomunicaciones, Matemáticas, Física, Biotecnología…, en gran parte por el actual contexto de “revolución digital” en todos los ámbitos de la economía (empresa, educación, sanidad, investigación…)  y la consecuente aparición de nuevos puestos de trabajo: Analista de datos (big data), técnico en ciberseguridad, técnico en desarrollo de “apps”, técnico en redes sociales, técnico en diseño para impresoras 3D., etc. Sin embargo, muchas de estas carreras no son las que tienen mayor demanda por parte de los estudiantes, primero por la dificultad de sus contenidos, pero en muchos casos por la falta de conocimiento que poseen los estudiantes respecto a sus salidas profesionales.

Los estudiantes que opten por carreras humanísticas y/o sociales (ADE, Derecho, Marketing, Turismo, Economía, Psicología, Magisterio, Historia…), también deberán realizar el esfuerzo de adquirir las competencias tecnológicas (IT) que exige la actual revolución tecnológica para ser competitivos. La revolución digital está transformado y transformará sin duda la mayor parte de puestos de trabajo y profesiones, incluso las más tradicionales.