Compartir en redes sociales: Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print
  1. Prepara muy bien la entrevista: Investiga a cerca de la empresa (actividad, sedes, organización, empleados, facturación…). Determina quién va a dirigir la entrevista y su cargo, prepara las preguntas para hacer durante la entrevista y establece su duración aproximada.
  2. Prepara detalladamente las respuestas a las preguntas más frecuentes: ¿Hábleme de usted?, ¿ cuáles son sus metas y objetivos?, ¿cuáles han sido sus principales logros profesionales?, ¿cuáles son sus puntos fuertes y débiles?, ¿explíqueme los motivos de salida de las empresas?, etc.
  3. Escucha cuidadosamente las preguntas y responde siempre de forma positiva y concreta: Asegúrate de comprender correctamente lo que te están preguntando, adapta tus logros y competencias al puesto a cubrir. Cuida la comunicación no verbal (gesticulación, posición del cuerpo, tono del discurso…).
  4. Evita o aplaza cualquier discusión sobre el salario hasta tener una oferta por parte de la empresa o evitar decir una cifra concreta.
  5. Posibles entrevistas con otras personas de la organización: Intentar concretar sus nombres y cargos que ostentan dentro de la organización (pedir tarjetas).
  6. No domines la entrevista: Tiene que ser interactiva.
  7. Antes de finalizar la entrevista: Asegúrate que han dado respuesta a todas tus preguntas.
  8. Muestra interés en continuar en el proceso: Pregunta por siguientes pasos (pruebas psicotécnicas, segundas entrevistas…), previsión de incorporación…
  9. Recopila información sobre la entrevista: Datos relevantes, la propia actuación, etc.
  10. Envia un mail de agradecimiento y de seguimiento al día siguiente de la entrevista.